domingo, 16 de marzo de 2014

MIs muñecas - Tercera parte: Qhio

Hoy voy a presentar al ultimo integrante de mi familia resinosa (por el momento). Él es el mas pequeñajo de mi familia (también por el momento)

Qhio es un pequeño dragón de hielo. Fue creado hace mas de 800 años, tallado en un bloque de hielo al que se le concedió el don de la vida por los dioses nórdicos.

Su cometido consistía en cumplir misiones en la tierra para los dioses, dado que éstos, no podían traspasar las barreras de un plano a otro.

Fueron muchos los dragones creados de este modo, con el don de cambiar su forma de dragón a humano y viceversa, resultaron muy útiles durante miles de años. Sin embargo, fueron perdiendo poder a medida que pasaba el tiempo. Olvidando sus misiones, olvidando su pasado, de donde venían, incluso sus propios nombres. Olvidaron su naturaleza y permanecieron en el mundo terrenal como humanos. Por desgracia, la longevidad de sus cuerpos provoco que los humanos les tiznaran de hechiceros y brujas, motivo por el cual, la gran mayoría muriera.
Por estos motivos, los dioses decidieron dejar de enviar emisarios a la tierra durante cientos de años.

Qhio fue uno de los últimos dragones que se crearon, y no llego a traspasar las barreras del mundo humano como los demás. Se mantuvo como mensajero y emisario en su propio mundo, hasta que, cientos de años después, la necesidad acabo con su vida en  Asgard.

Fue enviado a la tierra con una misión muy concreta, pero, abrumado por aquel estilo de vida y por las auras humanas, perdió gran parte de su poder y parte de sus recuerdos. Olvido su misión y su propio nombre, aunque no llego a olvidar su naturaleza y su hogar.

Días después de llegar a la tierra, sucumbió al agotamiento y al hambre, quedando inconsciente en mitad de las calles de Tokio. Finny le encontró y decidió recogerle y llevarle a la mansión en la que vivía junto con Nagy y Haru. Allí cuidaron de el, y al despertar, fingió ser un niño normal que había perdido sus recuerdos. Solo el pelirrojo se dio cuenta de que había algo raro en el, pero mantuvo el silencio y le puso el nombre de Qhio, en recuerdo a la persona mas importante para el, persona supuestamente muerta. Decidieron mantenerle en la mansión hasta que alguien le reconociera y le buscara, pero nadie fue a recojerle, asi que pasa sus días con esas personas, tratando de recordar lo que ha olvidado sin mucho éxito.

Qhio es muy inteligente, serio y calmado, tiene una actitud serena propia de alguien que ha vivido por muchos años. Sin embargo, al perder parte de sus recuerdos y su poder, tiene arranques en los que parece un niño de edad acorde a su apariencia. Él trata de parecer humano, pero no lo es y nunca antes había estado cerca de uno, por lo que suele intentar imitar al humano mas cercano para él, Finny, puesto que es quien le recogió y quien siempre esta a su lado. Por desgracia para Qhio, Finny no es precisamente una persona que haga las cosas con normalidad, es mas bien excéntrico, y sus excentricidades se ven aun mas extraña al ser imitadas por el pequeño, por lo que su plan no va del todo bien.

Hasta aqui la entrada de hoy, un beso a todo el que se pasee por estos lares nwn

3 comentarios:

  1. excéntrico..... dilo bien xD Finny es un ORTERA

    ResponderEliminar
  2. Ortera se le queda corto al zanahorio, y ademas, Sabes que Kioya no aprobaría que le pongas su nombre a un niño callejero quita coño con escamitas, no, no lo aprobaría, se va a enfadar.... que coño, ya se ha enfadado KAMIKOROSOOOOO

    ResponderEliminar
  3. Buajajajajajaja, pobre Finny, nadie le respetaaaaaa, pobre Qhioooo, su papa no quiere que lleve su nombreeee (Finny: Kyoyaaaa, tu eres su padreee, estaras contentoooo) XD

    ResponderEliminar